Cada herida se convierte en una ventana enorme, en una posibilidad a una nueva fortaleza 💎, a un nuevo aprendizaje. ⁣
⁣
Admiro la valentía de estas dos guerreras que tuve la suerte de fotografiar, nos cruzamos en un momento donde cada una se encontraba buscándose a flor de piel.

Esta enfermedad las hizo frenar repensarse y reconstruirse, la sesión de fotos surge como una herramienta más de auto descubrimiento de mimarse y mirarse sin prejuicios ni miedos.

Back to Top